miércoles, 12 de septiembre de 2007

Espera

Sonriendo, con presteza abrió sus ojos, recorrió luego con la mirada su hogar y observó aquellos mismos polvorientos muebles. Finalmente detúvola en aquella vacía mesa que tan sólo ella ocupaba. Aún estaba sola.

Después de todo nada ha cambiado, fue el pensamiento que su mente inundó antes de depositar en la mesa aquel plato de sopa que llevaba entre sus manos. Entonces, como siempre, sentóse y sorbió la primera cucharada de su amargura.

1 comentario:

  1. Dicen las malas lenguas que todos esperamos algo: el amor de la vida, el príncipe azul, incluso hay gente que espera leer 200 páginas a diario. Es parte DE...o no?
    un abrazo señor,
    me gusta el monito "wii" ^^

    =*!

    ResponderEliminar

¡Anímate a dejar tu comentario!